|

René Silva Catalán



René Silva Catalán (Santiago, 1971)

Egresado de la carrera de Publicidad de la Universidad de Santiago Chile, diseñador gráfico y gestor cultural, invitado a varios encuentros de poesía a lo largo y fuera del país, recibe el Primer Lugar en género Poesía en la 15º Versión del Concurso Literario de San Bernardo año 2008 con el libro “Anatemas”, que publica en 2010, Editorial Fuga. Es uno de los organizadores y coordinador nacional de Descentralización Poética.

Textos del libro inédito GAÑAN


RECUERDOS FUTUROS


Y si el corazón me continuase respirando
es que no tiene interés en cortinas
viejas de las  próximas estaciones de invierno

Dejará de amar el canto del gallo a la hora puntual
cuando el sol esconda a su parronal las ramas más ligeras
de equipaje cargadas                    de agostos intransitables

Mi voz se ha vuelto tiza escolar de chinganas
que le han quitado los ojos a la mofa del telégrafo

Me ha dado con soñar que nuestro nicho nos quedará como casa quinta
con ese organillo de Jacula que tendremos en un bar sin letrero

Pasada la última cosecha que migre a nuestros nietos tendidos
sin títulos en pueblos tranquilos y sin amas de casa

De acequias jubiladas por el bajo precio del tirgo
cancelado a la Patagonia sin onas


Allí donde duerme eterna siesta  el acento rústico y ocioso
de los ramales sin pasajeros donde nunca se detiene

el  PURO CHILE



CARNAVAL DE PRIMAVERA


En el campo travieso un trote fértil de niña      ajeno
asciende y desciende la lengua por su última tonada

Juego de azar para las uñas erectas del Rey del Tomillo
echado en ese folklore oliendo décadas a naturaleza muerta

Así son las Fiestas Patrias en el pueblo sin retén sin plato típico
con un viento raco que le quita el sonsonete a sus repollos

Con hímenes gordos y rojos de  cantoras       que más bien parecen
feriado de San Juan en marcados        a calendarios de mataderos

Caserío de futres que no cambiaron el horario de verano
a las orgías donde fueron                     cabras y pastores

De callejones gobernados por la calma y el horizonte en sus tejas
flotando por acequias de pipeño Italia a las diez
y seis horas de jornada por un mingaco de charqui

Seremos siempre la letra chica del himno nacional
entonado en los últimos párrafos de canales de regadío
de tijerales de escuelitas           que van corriente abajo

Marchando clavelinas de miembre que dieron sepultura
a las últimas pilchas del lenguaje de pala y picota

Escritas por la mano de obra barata y abundante
de todas mis nanas                  de todos tus abuelos



LAS PERIQUITAS BAR




Perdida en el ceño fruncido de botellas vacías
por su portón cruza la mitad del siglo
en solo una tarde

Aquí solo a mi puede interesarle la lluvia que corra
por sus pasillos sin darle una propina al maquillaje
de asustadas estocadas       con la cera roja en oferta

Debajo de quintales y huellas apiladas en bostezos
de tantos electores y bandidos

Acá sus mesas y manteles fueron decorados por tejos
mestizos y rancheras desdentadas

Acá solo importa la borrachera empañada en los espejos
trisados por las dudas              de un pueblo sin provincia

Acá en el baño no existe dar las gracias al borracho
contento de no vomitar a su hembra de nicotina en la pared

Aquí cada palabra está mal dicha y enredada como ovillo
de tufos lúgubres que no saben levantarse para decir basta
y tambalearse a la salida de la siguiente quincena

Acá una partida de naipes es una victoria para las temporeras
arriba de sus bicicletas pedaleando en contra del verano ceniciento

Acá solo llegan siluetas de gañanes con juramentos de parranda
con sus bolsillos llenos de brotes                     y centavos enfermos

Donde izar una copa de mistela con su borde tinto sangrando
y hacer salud por la siguiente poda 

René leyó en LDDS el viernes 4 de marzo y este fue el afiche de su lectura:






Posteado por Angela Barraza el 12:58. etiquetado en: , , . puedes segui el rss RSS 2.0. déjanos tu comentario

Comentarios recientes

Ultimas entradas