|

Gonzalo David





Gonzalo David: Ha publicado Pendrive (MANTRA Editorial, 2008; compilador) y Superhéroe (indie.cl, 2009; e-book. La Liga de la Justicia Ediciones, 2011). Es regularmente invitado a festivales de poesía, destacando Poquita Fe II Encuentro Latinoamericano de poesía actual (Santiago, 2006). Ha participado en el taller de escritura creativa del escritor Diego Ramírez. Algunos de sus textos han aparecido en medios electrónicos literarios de Chile y Brasil. Actualmente escribe Metrópolis y colabora corrigiendo y prologando libros de poetas jóvenes. Forma parte del comité editorial de La Liga de la Justicia Ediciones.





CARTA DE PRESENTACIÓN

que tengo poemas malos y otros terriblemente
peores
que nadie se acuerda de mí los fines de semana
que ya no tengo amigos
que al último le rompí su pantalón favorito y no
me habló más
que a los anteriores los golpeé de tan
complacientes conmigo
que me orino en los calzoncillos
que me recuesto de madrugada en la carretera
soñando una ruleta rusa
que no tengo padre
que no le cambio las sábanas a mi cama
que estuve detenido por tatuar un poco de cariño
en las paredes municipales
que vomito con despecho
que mi apellido también es nombre y esa es la
peor pesadilla o el mejor chiste
que mi mejor retrato es un aura de gemidos
indecibles
que he vivido en cinco casas pero ninguna ha
sido mi hogar
que odio a “los chicos que no lloran” y sus
fiestas privadas
que tengo tantas canciones como deseos rotos
que he conocido el abandono sobre buses
submarinos
que una vez aparecí en televisión diciendo que
todas las tribulaciones del mundo pasaban por

que jamás volveré a poner un pie en las
bibliotecas públicas del continente
que no seguiría aquí si no fuese por una
hermosa palabra llamada rencor
que la memoria emotiva siempre será un crimen
en primer grado
que feriamix tiene el monopolio de mi
masturbación emocional
que de puro anarquista quise forrar árboles con
papel higiénico
que alucino con drogas genéticas
que mis recuerdos son bombas molotov y mi
cabeza una mochila araposa
que para amar sólo unos pocos tienen el boleto
ganador
que sale más barato comprar los pasajes ida y
vuelta aunque parezca un fin precipitado
que los arriendos en el centro son
asquerosamente caros para mi bolsillo proletario
que desayuno mis fecas en un tazón del pato
donald
que soy ese niñito haciendo dibujos paint en el
computador de la escuela municipal
que el piso once puede ser demasiado vértigo
para un ojo revoltoso
que mis sábados son una norteamérica
adolescente
que camino por las calles de santiago con la
angustia tremenda de saber que estamos pisando la misma ciudad



EL IDIOMA DE MI CORAZÓN
Estoy cansado de las frasecitas en inglés, me tiene harto
traducir al español. Apuñala fuerte la musiquita llorona en
los supermercados, el chico bonito en la televisión que
recupera a su novia y la vuelve a perder, los viajes al sur
después de las 11, mis amigos, tan felices ellos

Estoy cansado de las frasecitas en inglés, me tiene harto
traducir al español; mi cabezota tonta ya no resiste tanto
epígrafe barato, tanto cine pop corn barato, tanto verso
malparido; ponle subtítulos a esta eterna soledad

Estoy cansado de las frasecitas en inglés, me tiene harto
traducir al español. La Violeta tuvo un alma mucho más
grande que su cuerpo (y por eso lo abandonó); yo la miraba
con los ojos de mi madre mientras arrancaba sangrando
por Valdivia.

Estoy cansado de las frasecitas, me tiene harto traducir.
Venganza es el idioma de mi corazón




BAMBY

el dolor atrapado en el corazón
se convierte en gran ira
Sr. Miyagui

Está gimiendo sola sola en su pieza, acribillándose en
piernas y brazos, enhebrando la rabia en los rincones
imposibles del hogar que jamás existió, llorando como
bamby o animal en extinción con la mira en la cabeza. Se
odia y desgarra en los territorios devastados, bien adentro,
para que después los chicos bonitos se la cojan sin reparos
sobre el piso de bares y discotecas, viernes non stop, entre
vodka y vodka y vodka; llora pensando que nadie la sueña
en estas noches inmensas sin padres ni pequeñas caricias.
Afuera acaba de llover por primera vez en el año. En la
radio una musiquita pop no la deja dormir.




LAS TERCERAS PARTES NUNCA SON BUENAS
Los chicos que no lloran
me quitaron absolutamente todo lo que tenía
me vejaron públicamente
en esas fiestas
en esas casas
frente a las chicas que me gustaban




MANUAL PARA HUIR DEL CAUTIVERIO
Importante: jamás ceder ante el determinismo
histórico

1.- medir la distancia entre un extremo y otro.

2.- planificar la metodología del trayecto cada madrugada,
como enfermedad para necios en las configuraciones
del corazón, en la fatalidad del territorio.

3.- no traducir las canciones al español.

4.- dejar el celular en casa antes de salir a emborracharse
los viernes, así se evitan las llamadas salvajes en horas
inoportunas.

5.- entender que cada silencio es una marea de palabras sin
dirección, porque sólo la razón tiene sentido como
también desdicha.

6.- recordar las premoniciones.

7.- cerrar la cuenta de facebook y desaparecer por un
tiempo.

8.- inventar excusas para viajar.

9.- arrasar con bosques y carreteras. correr a ella y a su
ciudad tan lejos. quemar los libros de astrología.
lamer sus heridas.
nota: el 98.3% de las personas no consigue los resultados
esperados.

Esta noche se ha teñido de angustias y cuerpos celestes
Abril no me habla
Abril juega con un perro mientras intenta resolver los
signos en el cielo
Nos arrastramos por las avenidas de su ciudad
Nos abrazamos como un secreto a voces
Arropados por el frío
Por el hambre
Por el miedo
De sentirnos extraños y huérfanos sabiendo que cuatro
años son todos los siglos que nos faltan para derribar los
puentes del alma de las autopistas del mundo
De sabernos desterrados de la carne en el tránsito eterno
por la Quinta Normal o la Alameda como posibilidad de
reescritura
Abril me mira con sus ojitos esperando que le hable de
astrología y me pregunto si de algo importa ahora que
podemos iniciar un ritual para sobrevivir al invierno
Si de algo importa ahora que nuestros pies bordan jardines
japoneses sobre escombros de super costaneras y pueblos
fantasmas
Si de algo importa ahora Este corazón apendejado Las
nueve letras de mi constelación

Posteado por Angela Barraza el 13:14. etiquetado en: , , , . puedes segui el rss RSS 2.0. déjanos tu comentario

Comentarios recientes

Ultimas entradas