|

Victoria Guerrero



Poeta, investigadora y docente. Tiene editados cinco libros de poesía, los más recientes son Ya nadie incendia el mundo (Estruendomudo, 2005) y recientemente Berlin ( Intermezzo Tropical, 2011). Ha participado en antologías del Perú y el extranjero. Sus poemas han sido recogidos en diversas revistas literarias y ha participado en congresos y lecturas en Boston, Providence, Berlin, Buenos Aires, Ottawa, Quito y Lima.
Recientemente participó en el Festival de poesía Latinale en Berlin en noviembre de 2011.
Es directora de la revista de cultura y política Intermezzo Tropical.
Actualmente se desempeña como docente en la Universidad Católica y la UARM.

El video del poema “La ciudad del reciclaje” hecho por la artista Gloria Arteaga se puede ver en: http://blip.tv/gloria-arteaga/la-ciudad-del-reciclaje-1467268


El muro (fragmentos)


Ela, Elle, Ella, She, Lei, Sie
(R. Lira)

Contrita entra al Mall como a un Templo
La fortaleza de la nueva cultura la asusta
Pronto se recupera  Sabe que Dios ha muerto hace mucho
y camina sin culpa a través de sus corredores
menea el culo  subibaja escaleras  se contempla en los espejos

La ropa  interior y  aquellos televisores de pantalla plana
la invitan a sumergirse en una poética nueva
A pensar en un mundo de económicas posibilidades  

Súbitamente Ella es deseada en un espacio de opresión
por seres que le salen al paso y afirman tener “gangas”
Todo tipo de chucherías para soportar el vacío de su cuerpo poco agraciado
a través de una transacción al instante

Hoy la poesía es una linda dama de compañía
Y hace rima y se luce sobre cocinas postindustriales
Hace buen tiempo que abandonó la militancia y se vende a precios
modestos pero dignos

Aquí los intercambios o trueques sexuales
no son poca cosa y Ella decide atravesar el mundo de las cuentas grises
        por el gasto en una sola cuota
(Adrenalina pura)

¿Habrá alguna diferencia entre ser deseada por un muralista de los conos
y querer ser engullida atrapada poseída por un sofá-cama de diseño?

Encerrada en el cubículo de un vestidor Ella garabatea un poema
Piensa en los murales de EMC y en los poemas de JRR y escribe
“V estuvo aquí”
y sale a ejercer
como todos
su deseo sobre el mundo


(No entiendo qué puede haber más allá de eso
Sino son Él y Ella sobreviviendo en el mismo territorio higiénico del Supermercado)



^*^

Padre
Inevitablemente  vuelvo al “yo”

Yo Tú Ella Nosotros Ellos
aunque quisiera ingresar en el Ello  Okuparlo de alguna manera
Así como tantos han ocupado este espacio
Esta distancia corporal que intento ejercer sobre cualquier tormento exterior

Aparentemente toda una vida me separa de JRR
Pero ambos nos hemos dirigido repetidamente de norte a sur o de sur a norte
según las circunstancias y el cambio climático de nuestros cuerpos

JRR es surrealista en mí

Pronto su Amor amor se me escapa corrido en un taxi
Con la luna alta
Que alguien rompe con una bujía hirviente camino al aeropuerto
Y quizá sea una señal
Para cruzar otra vez el mundo
y ser fotografiada de frente
En foto pasaporte
Y llenar otra vez solicitudes
 
Toda aquella pesadilla que a veces vivimos con júbilo
 
Inesperadamente
el taxista me pide mi número de teléfono
 
Y me niego porque es una cuestión
  de klase
Lo siento
Entschuldigung
 
Pero así te han criado y hay cosas que no cambian
 
Y te lanzas otra vez de regreso a la casona oscura de tu infancia
A esos muros que se quiebran de locura y vejez

Todo lo que quisiste atrapar en algún tiempo se ha ido perdiendo
 
Y aquel Muro que besan los turistas con fruición se deshace torpemente
bajo el espejo abrasador de tus lágrimas
cuando te enteras que:
“Juan Ramírez Ruiz
fundador y líder del movimiento poético Hora Zero
yace muerto y enterrado bajo el alias de

NN”


Entonces cierras los ojos y jugueteas con un anillo otra vez entre tus dedos
Por mientras pasa el tiempo que te separa de la muerte


De Berlin





Celebración

hay un cuerpo tendido junto a un árbol
hay una uña negra que rasga la carne con violencia
hay un animal que lame una herida
y miles de moscas que zumban alrededor de sus ojos
hay una cabeza de caballo abandonada en una playa desierta
hay una oscura orina que se pierde con dolor
hay madreperlas fuego y corales que caen sobre un vientre estéril
hay un danzante que llora la muerte de su mejor amigo
hay lágrimas de sangre que caen sobre unos labios sedientos
hay lluvia otra vez en el clóset y un tren que pasa una y otra vez sobre un sendero derruido
hay una niña sietemesina que nace hoy de la axila de su madre


De: El mar, ese oscuro porvenir






Hoy día viajo en los aviones
y ya no me conmueve que la única forma de encontrarme en mí
sea en ellos

El panorama desde aquí es enternecedor
si te pones a pensar en todas las bombas
que explotan allí abajo
y en los niños salvajes que gritan
su inocencia sin pudor

Hoy este paisaje es mi corazón
y el porvenir es sólo una aventura

Viajo sin dinero
mi salud es precaria
pero mi espíritu es fuerte
como una explosión en la noche
Hoy soy una antorcha
un gran halo de fuego y llanto
No lamento mis lágrimas
porque son hermosas y sacian mi sed que es infinita

Los aviones son estrellas luminosas
esta noche
Torpes pájaros de luces multicolores
Quisiera que el despegue fuese más atrevido
como una sonrisa que te mira a los ojos
sin pestañear

Hoy es uno de esos viajes
en que el cuerpo viaja hecho polvo
y los recuerdos aparecen una y otra vez
a golpearte el rostro
y te vas quedando dormida
porque la nostalgia es grande
y las imágenes de ti centellean detrás de cualquier nube

Y te duermes
y los aviones no existen
sino sólo madres
que te arrullan en una noche de altos fuegos


Buenos Aires, 17 de julio 2005

Posteado por Angela Barraza el 16:58. etiquetado en: , , , . puedes segui el rss RSS 2.0. déjanos tu comentario

Comentarios recientes

Ultimas entradas