|

Damaris Calderón




Damaris Calderón Campos, La Habana, Cuba, 1967. Poeta , narradora, pintora y ensayista. Graduada de Letras por la Universidad de La Habana. Magíster en Lenguas y Culturas clásicas por la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), Santiago de Chile. Ha publicado, entre otros,  los poemarios: “Con el terror del equilibrista”,  Edic. Matanzas, Cuba, “Duras aguas del trópico”, Edic. Matanzas, Cuba, “Se adivina un país” Edic. UNEAC, la Habana, Cuba, “Guijarros”1ra Edición “ El Túnel”,La Habana, Cuba, 2da Edic. RIL Ediciones, 1997, Santiago de Chile, “Duro de roer”, Edic. Las Dos Fridas, Santiago de Chile , “Babosas: dejando mi propio rastro”,Edic. Las Dos Fridas, Santiago de Chile,“Sílabas. Ecce Homo”(1ra Edic. Editorial Universitaria, Santiago de Chile, 2da Edic. Editorial Letras Cubanas, La Habana, Cuba), Los amores del mal, Ediciones El Billar de Lucrecia, México, “El Arte de aprender a despedirse”, Ediciones Aldabón, Matanzas, Cuba y “La extranjera”, ediciones Cauce, Cuba, “El remoto país imposible”, Ediorial Fuga/ Las Dos fridas, Santiago de Chile y “Rayados en el muro”, Círculo de Tiza, Chile, entre otros.

Es compiladora de la antología de poesía cubana “Cercados por las aguas”, Revista Aérea, Ril Ediciones, Santiago de Chile/ Buenos Aires y de la antología de poesìa chilena “ Los cuatro puntos cardinales son tres: el Sur y el Norte”, publicada por Arte y Literatura, La Habana, Cuba.
Ha participado en bienales de poesía en París, Rótterdam, Montevideo, Chile y Cuba, entre otras .Poemas suyos aparecen incluidos en diversas antologías sobre poesía cubana y latinoamericana actual. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, al holandés, al portugués, al francés, al alemán y al servo-croata. Reside desde 1995 en Chile. Premio de poesía de la revista Libros de El Mercurio (1999), entre otros reconocimientos literarios. Ha obtenido dos veces la beca de creación del Fondo del Libro y la lectura, Santiago de Chile. Es miembro de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), de la Sociedad Chilena de Estudios Clásicos y de la Unión de Escritores cubanos. En 2011 le fue otorgada la Beca Simon Guggenheim de poesía.


OSCURO


Es la  entrada en la noche
su vientre oscuro redondo
su boca que todo lo traga lo succiona
lo escupe
sus ubres flacas de perra
de mujer que ha perdido a sus hijos
es la noche ojos de caballo
la noche de las fogatas de los vagabundos
la noche cicatriz
     brebaje alcohol costurones
frazadas hediondas
hombres que duermen y respiran y mueren de frío
con un hilo de saliva corriéndoles por los labios
hombres solos mujeres solas
que se voltean hacia el otro lado
como si hubiera otro lado una tibieza
y no la noche su garganta su gangrena
su pierna amputada
sus pisadas cojas vacilantes
y no la noche su resaca su orilla
sus alcantarillas  sus falsos puentes
su tendido eléctrico mentiroso
la noche desbocada

       que nadie puede amansar


ojos de caballo   la loca

OSCURO

Un  bar es también un acuario una pecera
la orilla  donde el pez peleador y el pez gordo
pierden kilos y branquias y bronquios
y el silencio y la charlatanería alternan
como dos púgiles
un bar es tan misterioso tan inexplorado como el fondo del mar
su fauna marina
sus especies en extinción
en el bar se sueñan los horrendos los hermosos crímenes
y los asesinos se duermen y despiertan y el coraje es más corto
que la vida de una estrella de mar.
En las mesas del bar
hechas de la madera que botó la ola
los hombres huelen a las algas marinas que se pudren.
Y se aferran a la noche con sus ventosas
y al aguardiente apiadado.





Yo no veo el día
El día viene y se hace
Canta el gallo se hace el día
Hay quien hace el día
Quien hace la noche
Pasa el día saludando jovial en piernas de vecino
Yo no lo veo
Yo sólo veo el día en lo oscuro
Cuando se pone negro maldito
Cuando pasa morado dando tumbos
como un transeùnte como un hombre hinchado de vino
que no respeta que no distingue
el deseo y la violencia de su deseo
cuando se desploma como un cuerpo muerto
sobre las líneas del tren
y alguien dice aliviado:- “ ya pasó”.




OSCURO

TODO DEBE SER DEMASIADO.
El dolor de la palabra dolor arrastrando el peso de sus coyunturas
el dolor  inarticulado
el dolor de las articulaciones  las vejaciones
de las prisiones las cárcel de aire
el dolor que embota  amputa  anestesia
el dolor que debe doler
las luces crueles de las linternas crueles
como guiños de ojos
crueles que no veremos más
la aguja entrando en la carne
el manotazo de la noche
el zarpazo   el lanzazo de la noche
los lanzas
el alcohol de la noche
el océano de la noche
el destilado del sol los borrachitos
el hueso el osobuco el costillar la costilla humana
la borrachera la tarantela la vida sin herrar.



Posteado por Angela Barraza el 10:10. etiquetado en: , , , . puedes segui el rss RSS 2.0. déjanos tu comentario

Comentarios recientes

Ultimas entradas